Sant Joan Despí

El agua, un derecho fundamental

  • Actualizado:
  • Creado:

Manifiesto de los socialistas catalanes con motivo del Día Mundial del Agua que se celebra el 22 de Marzo

El PSC entiende el agua no sólo como un recurso natural, sino como un derecho derivado del derecho fundamental a la vida.

El reconocimiento, en julio de 2010 por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas, del acceso básico al agua y el saneamiento como un Derecho Humano tiene relación directa con la condición del agua como bien público, base de la vida y de la economía y garante del bien común.

El agua es imprescindible para la vida y el uso que hacemos debe adecuarse a las nuevas realidades que están modificando las condiciones de vida en el Planeta: el cambio climático. En el caso de nuestro país, especialmente vulnerable a los impactos de un clima que se va volviendo cada vez más seco, se está produciendo una creciente presión sobre los recursos hídricos de todo el territorio, que puede provocar una merma del agua disponible tanto en cantidad como en calidad, lo que puede acarrear graves déficits ecológicos, generadores a su vez de desequilibrios territoriales y desigualdades sociales.

Necesitamos un NUEVO ACUERDO SOCIAL Y POLÍTICO CON EL AGUA para garantizar la calidad de vida de la ciudadanía, el respeto por el medio ambiente y la solidaridad con los más desfavorecidos y con las generaciones futuras.

El agua es un bien público que no puede ser abandonado al azar de los intereses del mercado. Por eso, porque se trata de un Derecho Humano, el Estado está obligado a blindar constitucionalmente el carácter de bien público del agua y garantizar el acceso al mismo, impidiendo situaciones de exclusión social.

Ninguna familia puede ser privada del suministro de agua y del servicio de saneamiento para cubrir sus necesidades vitales básicas por razones económicas. Debemos hacer viable en términos legales este compromiso, porque de poco sirve reconocer que el agua es un derecho, si no se ponen los medios necesarios para hacerlo efectivo.

Hay una gestión integral del ciclo del agua como recurso que garantice el acceso de todos los ciudadanos y ciudadanas a este recurso. Garantía que abarque el abastecimiento, la calidad y seguridad para la salud de las personas, el mejor tratamiento posible para los vertidos de las aguas residuales y la protección de los ecosistemas acuáticos.

Hoy, más que nunca, hay que resaltar las tres cualidades que sitúan el agua por encima de cualquier otra consideración de orden político o económico: es un elemento indispensable para la vida del Planeta, es un bien público, y ostenta la categoría de derecho reconocido. Son tres premisas que definen los principios de la política que los socialistas defendemos en materia de agua.

Ficheros adjuntos: